Galería internacional de artistas

 

Babby Bell

Cuando Babby Bell grabó su primer tema, "Los dulces 16 años", todos sus admiradores la identificaron de inmediato con el título de esa canción.
Y había razón para ello: la juvenil cantante Argentina provocaba una contagiosa ola de simpatía con su figura pequeña e inquieta, su espíritu travieso y su desbordante alegría. Además tenía precisamente 16 años. Esto ocurría en 1959, dos años después Babby Bell ya se imponía en Europa.
Su familia quería que ella siguiera una carrera universitaria, pero el deseo de cantar era más fuerte en ella, y apenas hubo ingresado a la facultad de filosofía y letras, se decidió a estudiar canto.
Su primera canción la grabó en inglés, pero después del éxito obtenido comprendió que tal vez era mejor grabar en castellano...así aparecieron "Mágica luna", "Fuiste tú" y otras de gran difusión.
El disco le abrió las puertas para la radio, el show y la TV: Babby Bell fue un éxito en el show de Antonio Prieto, en canal 13 de Buenos Aires.
A fines del 60 Babby Bell emprendió un viaje hacia España, allí se repitieron los triunfos de Argentina. Cantó en radios y boites, a lo que agregó su debut en el cine cantando "Siempre es Domingo", en el film la chica hace un papel de miembro de la Cruz Roja.


Brook Benton

La carrera de Brook Benton comenzó, en el pueblo de Camden, en el estado de Carolina del sur, como es el caso de tantos cantantes de color, Brook empezó cantando en el coro de su Iglesia. Tuvo la suerte de contar con otro músico en la familia: Su padre era el director de ese coro, así el gusto por la música y por el canto fue el alimento durante toda su niñez y adolescencia.
En ese tiempo, Brook Benton iba a la escuela y en sus horas libres trabajaba repartiendo leche en la vecindad. Así contribuía al mantenimiento de su larga familia: sus padres y sus siete hermanos. Entonces tenía 12 años. Cinco años más tarde, decidió ir a probar suerte a Nueva York, que para los noveles artistas de color tenía un doble atractivo: Las múltiples posibilidades de conquistar la fama y la libertad de derechos de que gozaban los negros norteamericanos cuando llegaban a la ciudad de los rascacielos.
Brook pensaba ganarse la vida como compositor... Pero durante un buen tiempo estuvo lavando platos, manejando camiones y en otros trabajos de ese tipo. Por fin se descubrió su talento para escribir canciones. Un editor musical lo presentó a otro buen compositor y juntos formaron un dúo de gran éxito. Su primer hit fue "Mirando hacia atrás", que grabó Nat King Cole.
El progreso siguió y un día Brook se encontró firmando un contrato como cantante. Comenzaron los éxitos: "Es sólo cuestión de tiempo", "Eternamente", "Gracias linda nena", "Kiddio", "Los tontos se agolpan" y muchas más, luego se casó con Mary Askew su primer amor, con la que tuvo tres hijos.


Peter Kraus

Peter Kraus no tuvo un camino fácil para llegar a ser cantante, nacido en Munich el 18 de marzo de 1939, Peter, hijo de un destacado artista de cabaret.
Durante los terribles años de la guerra, su familia se trasladó a Salzburgo y a Viena. Las primeras canciones que llamaron su atención fueron los famosos temas populares austriacos. Su padre le animaba a interesarse por la música.
“ Nuetro amor por la música era una tradición familiar” decía Peter quien tenía una afición por los ritmos modernos que se originaban en Alemania cuando retornó a su vieja casa de Munich.
Se presentó por primera vez, a los 17 años de edad, en un programa de televisión denominado “La estrella y su público” y cosa paradojal, impresionó no por su fervor de intérprete juvenil sino por su su timidez. Peter sospechó que algo no estaba bien y decidió cambiar su actitud, y sus próximas actuaciones fueron tan rítmicas y entusiastas que comenzaron a acosarle los “cazadores de estrellas” y los ofrecimientos exclusivos. Fue entonces cuando hizo su primer film con otra juvenil cantante, Conny Froboes. Pero fue su segunda película “Todas aman a Peter”, con Christine Kauffmann, la que le colocó en el primer plano de popularidad sus canciones Habanna love, Sugar baby, Kitty Cat, Tiger y otras que se situaron en el gusto juvenil de la época.

Jimmy Rodgers

Mucho antes de saltar a la fama con su grabación de Honey comb, Jimmy Rogers soñaba en convertirse en un cantante de éxito. La tarea fue difícil porque este sencillo muchacho criado en el pequeño pueblo de Camas, en el estado de Washington al norte de Estados Unidos. Se especializaba en canciones folklóricas norteamericanas, que como en todas partes tenían difícil éxito comercial.
Jimmy encontró la solución: cantar canciones folklóricas pero con un ritmo más marcado. Así consiguió ganar 3 veces el disco de oro por las canciones: Panal de miel, Besos más dulces que el vino y Secrétamente. Pero junto con el éxito popular llegaron las criticas de los expertos en canciones folklóricas, quienes lo acusaron de poco auténtico. Jimmy se defendía alegando que en sus presentaciones en clubes nocturnos, frente a un público selecto cantaba las canciones en sus versiones auténticas. No le molestaba a Jimmy este dualismo de versiones, Jimmy pensaba que antes que nada era un artista popular y después un cantante folklórico.

Bobby Vee


El muchacho escuchaba música en su casa: su padre interpretaba en piano y en violín; un tio era fanático del saxo y sus hermanos mayores practicaban con la guitarra todas las tardes.
Con tantos aficionados a la música en casa, Bobby comenzó a sentir agrado por esta, después de todo no había modo de escapar a la influencia de los instrumentos.
Bobby se dedicó entonces a dominar la guitarra. Hizo tales progresos que sus 2 hermanos le permitieron pasar a integrar el conjunto que ellos tenían. El dúo se transformó en trío, en el trío The Shadows, pero Bobby seguía adelante y pronto en 1959 se convirtió en el vocalista del grupo. Un disco de oro ganado por sus records de venta con la canción “Angel o demonio” y “Pelota de goma”.
Hay otro mérito, el muchacho tomó en serio su oficio de cantante. Cuando le propusieron hacer una película, respondió: “No, todavía no. Prefiero aprender a tocar bien la guitarra primero, después veremos”.
Bobby creció con sus éxitos, "caminando con mi amor", "no me pregunten por bárbara", "compartiéndote", y muchas más...


Enrique Guzmán

Nació el primero de febrero de 1923 en Carácas, Venezuela, sus padres, nunca se imaginaron que su hijo se convertiría con los años en un ídolo juvenil en México primero, y en toda América latina después. Tampoco se lo imaginaban cuando 11 años más tarde partieron con su familia a radicarse en México.
En el colegio los maestros de Enrique debían hacer acopio de toda su energía y paciencia para inculcar disciplina a este inquieto muchacho, no había día en que Enrique no se trenzara en alguna pelea con algún compañero, aunque en su mayoría todos lo querían por sus condiciones para divertirse y su ingenio para idear travesuras.
Sus primeras inquietudes extraescolares fueron el fútbol la natación y los patines. Pero un día la música lo llamó. El mismo se construyó su primera guitarra eléctrica adaptando un micrófono a una guitarra que había en la casa. Debutó con ella en una fiesta del colegio, con premios para los mejores intérpretes. Enrique cantó el Rock de la cárcel (éxito de Presley), y ganó el concurso entonces fue cuando con otros 4 muchachos formó el conjunto de los Teen Tops.
Se hicieron famoso con los temas “la Plaga”; “presumida”; “popotitos”.
Al independizarse, otros temas lo consagraron: El amor es algo esplendoroso, Mi corazón canta, Muñequita, Gotas de lluvia, y el cine le abrió sus puertas conviertiéndolo en uno de los jóvenes más exitosos de aquellos años.


Tommy Edwards

Tommy comenzó cantando en pequeñas boites o en los grills de algunos hoteles en el oeste y en el este de su país. Su público se agrandó un poco sólo cuando comenzó a cantar en un programa de 15 minutos, en una pequeña emisora en el estado de Virginia. Pero iba a ser el otro lado de su vocación artística lo que le llevaría a la fama.
Tommy siempre dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir canciones y con ellas bajo el brazo, partía a rondar a las casas grabadoras en espera de vender alguna. Pero como es costumbre en esta industria en Estados Unidos, los que llevaban una canción nueva debían llevarla en forma de disco de prueba, que el autor por su cuenta hacía grabar por el cantante que quiera o que estuviese en condiciones de pagar.
Sucedió que Tommy no andaba muy bien económicamente y se le ocurrió reducir los gastos de estos discos de prueba, grabándolos el mismo. El primero que hizo fue “All over again”. Los productores de grabaciones quedaron entusiasmados, no sólo con la canción, sino con el cantante. Y cuando supieron que era el mismo Tommy, lo contrataron inmediatamente, y gracias a esto “Todo está permitido”; “uno y veinte" Ámame siempre” y otras fueron conocidas en el mundo entero.


Sam Cooke

Sam Cooke fue uno de los excasos ídolos de la juventud que conquistó la fama sin haber cantado nunca un rock and roll. No es que no le gustara, pero como había empezado como cantante religioso, cuando cambió su respertorio a la música popular decidió dedicarse exclusivamente a los blues y las baladas.
Hijo de un pastor protestante de Chicago, Sam fue descubierto por un alto personero de una casa grabadora, mientras cantaba con The Soul Stirrers, durante un concierto en el auditorio de una iglesia en los Ángeles. Terminada la actuación el "caza talentos" se acercó a Sam y le ofreció contrato si cantaba canciones populares. Como buen hijo Sam quiso saber qué le parecía la oferta a su padre. “No importa qué tipo de canción cantes le dijo el reverendo Charles Cooke, lo importante es que Dios te dio una buena voz para cantar, probablemente Él quiere que hagas feliz a la gente con tu canto, así es que, anda, ¡acepta ese contrato!”.
Ya que su primer disco”You send me”, Sam Cooke se fue directamente para arriba en la escalera del éxito, siguieron “Paul man river”, “Win your love for me”, “everebody loves to cha-cha”. Sam se sintió orgulloso cuando se le contrató para cantar la canción central de la película House Boad, con Cary Grant y Sophia Loren.
Sam Cooke escribió muchas de sus canciones además de tocar muy bien la guitarra.
Su muerte nunca fue bien aclarada, se dice que una mujer le disparó a quemaropa a la salida de un motel y en la oscuridad.
Su muerte aconteció en 1963, cuando estaba en el pináculo de su carrera musical.


Helen Shapiro

Nació el 12 de septiembre de 1946 en una familia de músicos en Inglaterra. Su mamá tocaba el violín, el hermano había creado una orquesta de jazz y el papá cantaba. Fue este último, quien luego de mucho insitirle le llevó donde un profesor a estudiar canto y después a participar de un programa de “futuras estrellas de la canción”. Él firmó posteriormente el contrato con una casa de discos y por último él también eligió las dos canciones que le lanzaron en su carrera “Don’t treat me like a child” y “When i’m with you”.
En aquel tiempo Helen Shapiro asistía a la escuela Clapton de niñas. Ella era una brillante capitana del equipo de basquetball, pero sus compromisos artísticos y el hecho de que, según la propia Helen, contaba, sus maestras la molestaban porque se había dedicado al canto popular, la hicieron renunciar al colegio. Helen se alegró de tener independencia, pero por otra parte se sintió triste de tener que abandonar a sus compañeras, a las que les encantaba que ella fuera una estrella de la canción.
Durante 1962, Helen realizó numerosas giras al continente (así llaman los ingleses al resto de Europa) y otras tantas a Australia, donde tenía numerosos admiradores.
Helen ganó mucho dinero con sus actuaciones y sus discos. Formó una compañía titulada “Helen Shapiro Ltda.” para cuidar sus ganancias. Uno de sus mayores éxitos fue sin duda “Regreso a la felicidad”.


Teddy Randazzo

Para Teddy, los comienzos de su carrera artística, se confunden con una gran afición por el acordeón, y fue su familia la que despertó en él su afán de aprender música. Por entonces tenía 12 años de edad y acostumbraba a actuar en representaciones escolares frente al público.
El momento más decisivo para Teddy ocurrió cuando tenía 14 años de edad, cuando ofreció un recital de acordeón en el “Town Hall”. Los críticos reconocieron que el muchacho prometía mucho. A raíz de esta actuación se le concedió una beca para estudiar en la famosa academia musical, Juilliard, donde se han formado generaciones de buenos músicos. Pero Teddy rechazó esa oportunidad por problemas personales. Su madre estaba enferma y había que trabajar para ayudar en los gastos de la casa. Teddy prefirió aceptar un buen contrato para realizar una gira por diversas ciudades de los EEUU. Teddy organizó su propio conjunto The Chukles, con el cual comenzó a trabajar y a ganar dinero.
De sus canciones de mayor impacto recordamos “En el carrusel” y “La senda del payaso”.


Billy Cafaro

Nació en Buenos Aires el 1 de noviembre de 1936, desde muy temprana edad dio muestras de un innato sentido artístico que le pedía retener con facilidad cualquier trozo musical. Al terminar sus estudios primarios, comenzó un curso de violín, instrumento que lo apasionaba, sin embargo, sus padres de modesta condición, entendiendo que la música estaba lejos de constituir un seguro porvenir para el hijo, lo inscribieron en una escuela industrial. Los estudios industriales significaban un verdadero suplicio para Billy, que no podía dedicar a la música todo el tiempo que hubiese deseado. Esta situación duró 4 años, justamente hasta el día que en lugar de ir a los exámenes de matemáticas, abandonó el lugar para lanzarse recorrer el mundo. El episodio terminó con su detención por las autoridades de “Paso de los libres”, cuando pretendía cruzar la frontera sin documentos. Devuelto a su domicilio de la capital federal, debió comenzar a trabajar para ganarse el sustento. Mientras desempeñaba sus tareas diarias, surgió en él lo que había de ser su definitivo rumbo artístico, el canto. Entre el monótono lenguaje de las máquinas del taller, la voz de Billy Cafaro se elevaba con un rebelde afán de evación, como un impotente anhelo de una existencia más poética y más libre. Esto es lógico, no tardó en crearle dificultades con los empleadores y decidió entonces elegir un sistema de vida acorde a su temperamento, yendo a refugiarse en una solitaria isla del Delta del Paraná, donde compartió las labores y la vivienda con un viejo isleño. Allí en medio de la naturaleza fue plenamente feliz hasta que la obligación del servicio militar lo restituyó a la ciudad.
A fines de los años 50 firma un auspicioso contrato con el sello Columbia, del cual pasa a ser su gran estrella. Sus canciones más recordadas son “Pity Pity”, “Personalidad” y “Marcianita”.

 

Karina

Karina es la estrella juvenil que más destacó en el ambiente español de música moderna, su verdadero nombre es Maribel LLaudes Santiago.

La Joven nació en Jaén, España en 1947. Desde muy pequeña mostró inclinación por la música. Su debtu profesional tuvo lugar en el programa español de televisión "Escala en Hi-fi". De ahí saltó al mundo del cine y de los discos. Su consagración en Europa tuvo lugar en el año 1965, cuando colocó "Muñeca de cera" en el primer lugar de su país y triunfó en el II festival internacional de la canción de Mallorca, con "Me lo dijo Pérez".

Filma su primera película "Escala en "Hi-Fi" e inmediatamente después "El último sábado".

La carrera meteórica de Karina en la canción moderna internacional, no tuvo precedentes en España, por la cantidad de actividades en el mundo del espectáculo. Los discos de Karina se editaron en muchos países de Europa y América. A Karina se le conoce como "La niña terrible de la canción".

Algo paradojal, los comienzos de su carrera artística fueron como actriz de cine a los 16 años. Filmó varias películas interpretando papeles protagónicos, recordamos "Los chicos del Preus", film presentado como gran suceso en el festival de San Sebastián.

Entre sus canciones más recordadas se cuentan: Me lo dijo Pérez, El Baúl de los recuerdos, Romeo y Julieta, Las flechas del amor, concierto para enamorados.

 

Rocío Durcal

Su rostro, su figura y condiciones artísticas no pudieron pasar mucho tiempo inadvertidas. Desde que se presentó en un programa de TV. titulado "Salto a la fama". Su voz y su simpatía cautivó a los espectadores. A las pocas semanas eran pocos los madrileños que no conocían a María de los Ángeles de las Heras Ortiz, o mejor dicho a Rocío Durcal, nombre artístico de la intérprete, y no sólo era la juventud la más entusiasmada, fueron innumerables las cartas de adultos que recibió el canal de televisión, solicitando la presencia de esa muchacha de 20 años, alta, esbelta, y con una voz extraordinariamente ductil y expresiva. Rocío Durcal ya era una figura popular, no tardaron en aparecer sus primeros discos y películas, pero Rocío Durcal no estaba satisfecha, deseaba seguir perfeccionándose, en sus horas libres tomaba clases de guitarra, baile y seguía cursos de expresión corporal. Deseaba ser una artista lo más completa posible. Esto iba de acuerdo con su carácter, ya que como muchas veces repitió creía que tanto en la vida como en el arte no servían las cosas a medias. De esta posición derivan sus grandes progresos musicales. Rocío Durcal igualmente podría interpretar una canción romántica oun tema ligero o una melodía con grandes exigencias que requerían mucho sentimiento y expresividad.

Luego se abre camino en México, donde es recibida con cariño y en donde poco a poco se gana un lugar preferente en el gusto del exigente pueblo mexicano. Interpreta canciones románticas y algunas con mariachis, tomando el repertorio de Juan Gabriel como base de su canto.

De las canciones recordadas en su primera época están: Amor en el aire, acompáñame y Más bonita que ninguna.

 

LOS CUATRO HERMANOS SILVA

Los cuatro Hermanos Silva es uno de los conjuntos de música Chilena de mayor éxito en los años 50's. Época en que se iniciaron, junto a su canción “La enagüita” se transformaron en grandes vendedores de música chilena, su repertorio basado en la Tonada, la Cueca y la Canción les convirtieron en favoritos de un vasto público. Así los hermanos: Julio, Hugo, René y Lolita Silva deciden viajar a otros lugares fuera de nuestras fronteras y poder llevar nuestra música a otros continentes, incluso después de viajar a México, lo hacen hasta Japón en donde son muy bien recibidos y logran imponer un repertorio ya internacional. Más tarde otra vez a México en donde se afincan definitivamente y comienzan a compartir su fama con otros grandes como: Lucho Gatica, Monna Bell y Sonia La única. Luego graban el tema de: Ariel Arancibia “La novia de enero”, “Si supieras tú”, “Amorcito mío”, “Noche callada”, “Mil lágrimas”, “La chica de los ojos azules”,”Solito contigo”,”Pájaro Chogüi”, “De corazón”, “Muchacha bonita”, “Crueldad”, “La casita en la playa”, “Señorita luna”, “Fina estampa” y muchas más. Los Cuatro Hermanos Silva, poseen un estilo inconfundible, con una gran vocalización consiguieron dar un marco importante a todas sus interpretaciones.

MONNA BELL


Cuando en el año 1953, Nora Escobar Guajardo cantaba en los micrófonos de Radio Minería, en Santiago de Chile su ciudad natal, seguramente Raúl Matas el popular y famosos locutor Chileno de esta emisora, no se imaginó que el “Telegrama”, la canción que Monna Bell, popularizara en 1959 la iba a hacer famosa. Sabía simplemenete, que aquella muchachita que presentaba con el sólo deseo de agradar a los radioescuchas de la época, tenía ante sí un brillante porvenir en el mundo del arte musical. Su voz cálida y llena de armonía estaba llamada a destacarse estre las primeras cancionistas populares.

Monna Bell en el apogeo de su carrera llega a Caracas Venezuela para actuar dos semanas en Televisión y centros nocturnos. Tenía mas bién figura de modelo, mas que de cantante y esto le acompañaba mejor.
Tal vez la infancia de Nora Escobar no está llena de lindos recuerdos. A los dos años perdió a su padre y su madre tuvo que enfrentarse a rigores que la vida le presentaba con el sólo aliciente de sus dos pequeños hijos. Desde pequeña a Monna Bell le gustó el canto, era algo que le salía de muy adentro. Para ella, cantar era una necesidad, desde niña su presencia siempre fue bien requerida en los actos del colegio. Su inquietud la llevó siempre a buscar cauce decisivo para su vocación, hasta que llegó el día en que pudo debutar en forma definitiva ante la radio. A parte de la Radio Minería donde de inmediato firmó su primer contrato cobrando por él 16.000 pesos, actuó en el Hotel Carrera, en el casino municipal de Viña del Mar. Desde el comienzo todo fue bien, Monna entro por la puerta grande.

De su madre aprendió un poco y heredó su voz, ya que ella tambien cantaba muy bien, pero nunca lo hizo como profesional, fue ella quien orientó los primeros pasos en Monna para dedicarse de lleno al canto. Pero desgraciadamente, no alcanzó a ver y compartir el éxito de su hija ya que al poco tiempo falleció llevándose consigo la esperanza de que regalona triunfaría algún día. Luego de tener cierto éxito en Chile, se fue a España, lugar en que su fama repercutió, allí grabo tres albumes y luego se dirigió a México en donde compartió sus triunfos con otros cantante Chilenos como Lucho Gatica, Los Cuatro Hermanos Silva, Sonía la Única, Maggie y muchos más. Ella está radicada en la actualidad en el pais Azteca, pero su éxito traspasó las fronteras acunándose en Italia, Francia, Alemania y otro paises de Europa y América.
Sus canciones mas conocidas fueron sin duda “Un telegrama”, “Comunicando”, “Todo es nuevo”, “Viento”, “Por tu amor”, “El día de los enamorados” y muchas otras canciones que en la maravillosa voz de Monna Bell cobran un verdadero sentido.

Página principal