En defensa de Dean Reed y como aclaración

Por: Luis Vásquez

 

Mirando hacia atrás en la vida de Dean Reed - El Elvis Rojo, El Rebelde Norteamericano, La Súper Estrella Soviética y misionero del rock'n'roll - también vemos que ha sido injustamente acusado de varias cosas dudosas, tales como traidor y espía.

Por 25 años este famoso cantante, actor, director de cine y escritor vivió el 'sueño americano' (American dream) detrás de la cortina del hierro, y fue, en muchos aspectos, una superestrella.

Pero con todo esto y fuera de aquellos que como nosotros - por nuestra edad e historia - conocimos su trayectoria artística y política ¿Quien más en Occidente sabe hoy su nombre? Nadie. Bueno, el actor Tom Hanks desea cambiar esto. Su compañía de producción, Playtone, tenia la idea de hacer una película basada sobre el camarada Rockstar. Un natural de Colorado y 20 años después de su muerte y con millones de discos vendidos fuera de su país, los ciudadanos de Estados Unidos tendrán la oportunidad de saber algo sobre unos de sus más famosos hijos.

La historia de Dean Reed es realmente fascinante como también trágica: Con una mezcla de ingenuidad, narcisismo y entusiasmo, Reed predicaba para el mundo el socialismo cosa que lo mantuvo en la lista negra en su patria como también totalmente ignorado, mientras que en América Latina, Europa y en el bloque Soviético miles lo adoraban. Mas que una cara buena moza, o el jovencito de la película, Dean Reed realmente fue un explorador del mundo que al final de su vida cabalgó hacia el horizonte en una puesta de sol transformándose así en legenda para miles y en un norteamericano desconocido entre sus compatriotas.

Nacido un 22 de Septiembre de 1938 y criado en una granja de gallinas en las cercanías de Denver, Colorado, Dean Reed fue siempre un atleta, buen jinete y un excelente nadador, empezando a tocar la guitarra a la edad de 12 años.

Pareciera que desde temprana edad Reed estaba destinado a una vida de aventuras. Una vez haciendo una apuesta – la apuesta consistía en que el hombre es más rápido que una mula para caminar - con un amigo, caminó 110 millas sobre las Rocky Mountains y ganó. Después de dos años de estudios secundarios en meteorología, que el mismo se los financio cantando canciones hillbilly en un refugio en las montañas, tuvo su golpe de suerte al ser escuchado por Voyle Gilmour, que era el director de Capitol Records quien rápidamente firmó a Dean Reed con un contrato de grabación. Su buena pinta y ademanes artísticos también le ganaron un espacio televisivo en el show de Dick Clark en 1959.

Años después Reed describiría a Hollywood como "un campo de prostitución" donde los cantantes como él tenían muy poco control sobre sus destinos. El hecho de no querer ser preparado simplemente como un ídolo para los adolescentes, Reed empezó a tomar clases de actuación con Paton Price, un profesor muy inconformista que pasaría después a ser su mentor. Price detectó en Dean Reed una clase de 'celebridad' diferente, cuya honestidad y fama podrían utilizarse de alguna manera para hacer del mundo algo mejor.

Las canciones de Reed pronto empezaron a escucharse en las radios y empezaron a subir en los rankings norteamericanos. Era casi natural que un mega éxito estaba ya garantizado. Pero algo diferente e inesperado ocurrió. En 1961, cuando él empezó a darse cuenta del éxito que tenia en América Latina, Dean un día voló a la Argentina, en donde su 45rpm, The Search, (La Búsqueda) había llegado a ser numero uno, como también Nuestro Amor de Verano (Our Summer Romance), que en Chile también llego a ser numero uno. En el aeropuerto de Buenos Aires 100.000 admiradores lo esperaban.

Durante la primera mitad de los 60s, Dean Reed viajó extensivamente en América Latina llenando un estadio de fútbol detrás de otro. Aprendió castellano bien e hizo varias apariciones en televisión (El Show de Dean Reed salió al aire por primera vez en 1965 en Argentina.)

Fue también en América Latina en donde su política giró radicalmente hacia la izquierda, cuando empezó a ver las disparidades sociales, económicas y políticas de los brutales regímenes que eran apoyados por el gobierno de Estados Unidos, su gobierno.

Él critica abiertamente y con inmunidad estas injusticias. Era muy típico de él que después de haber cantado Tutti Frutti o Blue Suede Shoes él seguiría con un discurso político en castellano y terminaría cantando canciones de protesta.

Aunque Dean Reed se radicalizó a través del contacto con los trabajadores chilenos, con dirigentes políticos de izquierda, con el contacto con cantantes como Víctor Jara (Que años mas tarde el mismo Dean Reed lo representaría en su película El Cantor, hecha en Alemania Oriental y dedicada a Víctor), a través de la experiencia de la Unidad Popular, donde fue expuesto a una rica variedad de formas musicales, el nunca dejó de ser un cantante de música rock. Viviendo en Chile en los 60, Reed por su música que tanto le gustó a los chilenos, también pasó a ser parte de la Nueva Ola y se mezcló, participo y se hizo muy amigo con aquellos que más la representaba. Sus canciones se tocaban en las radios tanto como cualquier otro miembro de este fenómeno musical chileno. Incluyo aquí una anécdota relatada por el popular Patricio del Solar que ilustra su vida en nuestro país de aquellos años:

"Dean Reed, en los 60s, cuando estaba en Chile, era muy amistoso, pero no hablaba para nada el Castellano, entonces se apoyaba en Armando Navarrete "Mandolino", para que le sirviera de traductor, entonces Navarrete se escondía a ratos porque era chacotero y el gringo como le decían, se desesperaba y comenzaba a llamarle...¡Armandooooouu...armandooouuu! y luego aparecía su salvador" Dean Reed promete volver a Chile, pero una vez que aprenda el castellano y así lo hizo, mas tarde ya se las arreglaba solito.

Cuando hoy en día uno escucha sus canciones es claro ver sus sentimientos expresados, casi conmovedores en su sinceridad, encanto pero también ingenuidad.

Junto con esto, él tenia muy claro que no podía competir con aquellos como Elvis Presley o Bob Dylan y es obvio que jamás tuvo el interés de serlo. Él era un crooner y creo que estaba orgullo de ello. Reed nunca tuvo un representante artístico ni nadie que lo representara, él era su propio jefe. Sus decisiones artísticas eran suyas y confiaba en su instinto para encontrar el publico para su música, películas y su política.

Reed estaba feliz y orgulloso en denominarse un revolucionario (el nunca se llamó Comunista si no que Marxista), aunque yo creo que él fue mas un producto del optimismo de los 50 que de la contra cultura de los 1960.

Dean estuvo preso en Chile (en Mayo de 1962, Reed escribió una carta abierta a los periódicos chilenos pidiéndole a la gente escribir a Kennedy demandando un alto a las pruebas nucleares de Estados Unidos. El ya había recibido una advertencia del Departamento de Estado sobre su amistad con el arquero soviético Lew Yashin. Un miembro de la embajada norteamericana en Santiago lo amenazó con la confiscación de su pasaporte exigiéndole parar su campaña de agitación en contra de los EEUU. Él hace publica esta amenaza y el caso se transforma en un escándalo internacional) y en Argentina país del cual fue expulsado por la dictadura en 1966. En otras palabras, Reed fue expulsado de ambos países por revoltoso y por crear resentimientos hostiles en contra de los gobiernos locales y el estatus quo. De ahí se fue a Italia donde vivió desde 1967 al 1970, y fue ahí también donde emprendió su carrera cinematográfica actuando en varios spaghetti westerns que le venían perfectamente a su imagen de inconformista.

De los 25 años que Dean Reed estuvo expatriado, él estuvo menos de un año in su país nativo, de esta manera acontecimientos como las violentas protestas en contra de la intervención norteamericana en Vietnam, y los derechos civiles encabezados por Martín Luther King, Woodstock, Los Panteras Negras, tuvieron una influencia general en él. Su oposición al imperialismo Norteamericano y al sistema capitalista fue encendida en América Latina y se centró mas que nada en el campesinado pobre y en la lucha del proletariado.

En el documental 'American Rebel', producido por Will Roberts en 1985, Dean Reed jubilosamente se acuerda cuando él visita la embajada norteamericana en Roma durante una protesta en contra de la guerra de Vietnam en 1969 y el se las arregla para ponerse al frente de la marcha y con el puño en alto gritarle al Embajador en su cara "Viva Ho Chi Minh!

En 1970, cuando tenia recién 32 años, Dean Reed volvió a Chile para activamente participar en la campana presidencial que llevo al poder a Salvador Allende. La experiencia chilena terminó por convertirlo en un autentico socialista (y quizás revolucionario) y vivió intensamente el proceso que se llevaba a cabo en Chile al ver que por primera vez en la historia de este país los pobres y explotados del campo y la ciudad podían tenían el derecho a ser mejor.

Una semana antes del triunfo de Salvador Allende en 1970, en una manifestación frente a la embajada norteamericana en Santiago, Reed saca una bandera de su país y la comienza a lavar en vista de todo el mundo diciendo que la bandera de EEU estaba manchada con la sangre del pueblo vietnamita y con la sangre de todos aquellos que viven bajo las dictaduras impuestas por su país, los funcionarios de la embajada ordenan a carabineros arrestar a Reed que lo hacen muy diligentemente y se lo llevan. Fue Pablo Neruda quien lo fue a sacar en libertad. Cuando el 4 de Septiembre 1970 Salvador Allende asume la Presidencia de Chile, el nuevo Presidente invita a Dean Reed a celebrar el triunfo.

Reed durmió en las poblaciones, estuvo en las tomas de terrenos con los pobladores y se mezcló con el pueblo. Es inolvidable verlo gritando en un acto de la CUT 'El Pueblo Unido Jamás Será Vencido! y no se da cuenta que se la había acabado el escenario - de unos dos metros de altura - y se cae estrepitosamente al suelo. Dean cantó con sus colegas artistas chilenos y al escuchar sus canciones hoy es imposible no creer que lo hizo de corazón y que su entrega al pueblo chileno fue entera, como lo fue también su apoyo a la Revolución cubana, al pueblo Palestino y Vietnam.

El próximo - y ultimo - periodo de su carrera lo llevaría mucho mas lejos que el Continente Americano e iría a parar en el corazón mismo del enemigo mortal de su país en la Guerra Fría: La Unión Soviética.

Fue ahí donde Dean realmente vendería millones de álbumes y pasaría a ser la figura mas reconocida en el mundo soviético de la música rock. El se sintió inmediatamente apegado al espíritu soviético, a las interminables fronteras de este gigantesco país y a su multi-etnicidad social que lo hacían recordarse tanto de su propio ideal que él soñaba. En todos los años que él estuvo como 'embajador de buena voluntad' en la Unión Soviética, la frustración mayor que él sintió fue el mal entendimiento que existía entre los dos países que eran, según él, tan similares en tantos aspectos. Este sentimiento era también compartido con los países menores que conformaban la URSS donde el también era una estrella.

Aunque él eligió vivir en la República Democrática de Alemania, Dean Reed viajaba extensamente en la Unión Soviética y tenía acceso fácil a los lideres soviéticos. Él fue el único ciudadano norteamericano al que le fue concedido el premio de Lenin para los artes, que él recibió en 1979.

En este sentido el siempre insistió que los artistas, los científicos y los atletas tenían la obligación de ser no solamente para el pueblo modelos si no que deberían tener la capacidad de influenciar la política, tal como lo había hecho su mentor en los años 50, Paton Price.

Fue aquí donde Reed vio la oportunidad de entrar a jugar un papel en la política de la Guerra Fría como un activista de la paz y tratar de crear un puente entre Oriente y Occidente.

Con su tercera esposa, la actriz Alemana Renate Blume, creían que era posible utilizar su fama para hacer presión política cosa que, al mismo tiempo, hacia crecer su carrera artística. En esos años obviamente había un mercado muy grande para los artistas, ya que música como el rock 'n' roll quería hacer explosión en estos países, la música country & western era muy apetecida como también folkloristas de izquierda como Woody Guthrie y Pete Seeger (de quien Víctor Jara no solamente fue amigo si no que Víctor cantó también sus canciones tales como, 'Las Casitas del Barrio Alto’, ‘El Martillo’. Posteriormente después del asesinato de Víctor, Pete Seeger escribiría una canción para él, 'His Hands Were Gentle, His Hands Were Strong').

Aunque las canciones de Dean Reed no eran todas necesariamente de calidad, lo que lo distinguía a el era su firmeza, la confianza que inspiraba y su independencia. Y aunque él le hablara a su audiencia en el idioma que ellos hablaran, ya fuera Alemán, Ruso, Castellano, Italiano, siempre hubo en él algo netamente norteamericano, ya fuera en el estrado o fuera de el que era gran parte de su atracción.

Antes que Dean Reed llegara a la Unión Soviética, los artistas soviéticos tradicionalmente reservados, se mantenían alejados del publico al cual le cantaban, no así Dean Reed. Si había que cantar una canción de amor, el se acercaría a una muchacha sentada con su madre o abuela en primera fila, él abrazaría a la niña y después le daría un beso en la mejilla a ella pero también a su madre o abuelita. Dean Reed nunca quiso que le pusieran etiquetas. Lo que el se llamo a sí mismo fue 'Un Cantante del Amor'.

Detractores de Dean Reed en relación a su música y al éxito que tuvo en los países del Este dicen que fue debido a lo cerrado al mundo que estos países estaban que tuvo tanto éxito y que en Estados Unidos el jamás habría tenido tanto éxito, no tanto por sus convicciones políticas si no porque no era lo suficientemente talentoso.

Sea como sea, su figura crecía y crecía y aquellos que lo seguían también crecía. Pero junto con esto, la percepción de aquellos en el poder que lo veían como una amenaza, también crecía. Así, con una popularidad y reputación creciente, estableció su hogar en un tranquilo pueblo a las orillas de un lago en las afueras de Berlín Oriental. Ahí crió a su familia y disfrutó de la adulación de sus admiradores que diariamente lo visitaban, trayéndole flores y educadamente le pedían su autógrafo. Comparado con los estándares de artistas Occidentales, Dean Reed jamás fue rico, pero, como el siempre mantuvo, 'tengo todo lo que necesito', y en vez de conducir un lujoso Mercedes, el tenia un Wartburg.

En junio de 1986, él había comenzado las preparaciones para una película (Wounded Knee), la más importante hasta la fecha, y por lo que dice su correspondencia de ese entonces, él se proponía intentar entrar nuevamente a Estados Unidos. Pero el sabia que en su propio país el no era bienvenido ni como cantante, ni como actor y mucho menos como activista (de las veces que él fue a EEUU, cuatro veces fue arrestado por agitación política, la ultima con una sentencia en prisión.)

Pero aun así, él lo quería intentar. Pero como hacerlo? En los países de Europa del Este él había sido un éxito comercial sin haber vivido la cultura comercial. ¿Cómo volver a su país cuando lo tildaban como el 'Elvis Rojo'? ¿Cómo reintroducirse a la cultura de EEUU temerosa y hostil a la amenaza soviética?

Desgraciadamente, él nunca encontraría una solución a estas interrogantes. En la noche del 12 de Junio de 1986, Dean Reed desapareció. Cuatro días mas tarde, encontrarían su cuerpo flotando en el lago Zeuthner See con pastillas parcialmente disueltas en su estomago. Su muerte fue descrita como accidental, y el caso fue rápidamente cerrado por la policía.

Pero no todos estuvieron satisfechos con esta decisión. Dean Reed era un hombre físicamente fuerte y su amigo Phil Everly decía que el cantante de 47 años aun podía caminar con sus manos. Y todo el mundo que lo conocía sabían que Dean Reed era un excelente nadador. Según Rudolf Strobinger en un artículo del Metro de 1999, un novelista e investigador alemán llamado Peter Schrenk afirmaba tener nuevas evidencias sobre la profunda depresión que afectaba a Reed antes de su muerte, contrariamente al optimismo que el cineasta Roberts y su amigo Dixie Schnebley recolectaron de su correspondencia.

Schrenk afirma que Reed dependía de tranquilizantes y tenía problemas matrimoniales crónicos que lo condujeron a tener tendencias suicidas. Lo que contradice esto es lo que dice su familia y es de que Dean Reed no tenia ninguna razón para suicidarse, junto con esto estaban todos sus proyectos artísticos y cinematográficos en los cuales él estaba envuelto.
Lo que sí es evidente es de que Reed había alcanzado la cúspide de popularidad en muchos países del Este, incluyendo Checoslovaquia y Alemania Oriental. Era un activista por la paz, un luchador por el Socialismo y también una estrella del rock'n'roll.

También existen especulaciones referentes a su relación con el policía secreta de Alemania Oriental y con altos personeros de este gobierno. Dean Reed expresó a menudo su frustración sobre la falta de progreso en Alemania del Este y que ésta era causada directamente por la "clase burocrática" gobernante en este país. No es de extrañarse entonces que una depresión y paranoia podían haber emergido por esta presión e aislamiento en la cual él estaba, como tampoco es difícil imaginar que poderosos funcionarios desearían que Reed desapareciera.

Roberts cree que las circunstancias que rodean la muerte de Reed hacen alusión no solamente a un contrato hecho sobre la vida del cantante, pero que esta tenia la ayuda tácita del gobierno norteamericano para su asesinato.

Haciendo alusión a la presencia indeseable de Reed en Alemania Oriental, Roberts encuentra muy sospechoso que a pesar de ser un ciudadano norteamericano y una figura pública importante, no se hizo ninguna demanda de investigación por su muerte por las autoridades yanquis, cosa normal en cualquier situación como esta.

¿Porqué Reed sigue siendo virtualmente un desconocido en los Estados Unidos cuando éste tuvo grabaciones conocidas a nivel mundial, como también una carrera en el cine, mientras que artistas mediocres norteamericanos mucho menos populares sean conocidos por todos?

Lo que Reed una vez llamó la "conspiración del silencio" se explica parcialmente por su obvia y abierta posición como pacifista en el lado 'incorrecto" durante la Guerra Fría, como también por el resentimiento que causaron sus apariciones en televisión condenando la política exterior norteamericana y el odio irracional de la derecha de EEUU como también de la prensa en general.

La muerte de Dean Reed no está cien-por-ciento clara, pero todas las evidencias apuntan hacia la STASI, el servicio secreto de Alemania oriental, como también la KGB en un trabajo conjunto con la CIA. Las razones? Varias: Reed había empezado a criticar constantemente las faltas de libertades en el bloque soviético. Incluso él le había propuesto a las autoridades soviéticas la idea de tener dos partidos, ambos socialistas.

También esta el factor, que fue el sueño de Reed, en producir su película, Wounded Knee, en los EEUU. Esto ya era razón suficiente para las paranoicas autoridades estalinistas en pensar que Reed se quedaría en su país y desde ahí hacer declaraciones en contra de Alemania Oriental. Pero al mismo tiempo está la posibilidad de que realmente fue la CIA el que lo asesinó. El historial de Dean Reed era mas que suficiente para darles los motivos a la CIA - que han provocado la muerte de millones, uno mas no significaba nada para ellos - para ello. La derecha norteamericana lo detestaba y él usó su estatus de celebridad para condenar a los EEUU por sus acciones, luchó en contra de la opresión, explotación, pobreza, esclavitud y al sistema capitalista que producía todos estos males.

Carta de despedida de Dean Reed cuando deja Chile que como el siempre dijo, era su segunda patria.

Compañeros chilenos. Nos veremos espiritualmente en cada lugar donde haya una injusticia que combatir. Nos veremos en cada lugar donde haya campesinos, trabajadores, estudiantes, intelectuales, que están despertando y que están luchando por un mundo justo y de paz. No nos demos por vencido. La verdad es valiosa, sigámosla hasta el final. Siempre estaré al servicio vuestro.

 

www.colericos.com